Sospechoso de enviar 15 correos bombas será juzgado en Nueva York

César Sayoc, acusado de enviar paquetes explosivos a políticos, artistas, inversores y medios contrarios al presidente Donald Trump, compareció ayer ante un juez federal en Miami, quien le comunicó que va a ser transferido a Nueva York y que será allí donde podrá pedir la libertad bajo fianza.

En una brevísima audiencia en la que Sayoc, de 56 años, estaba vestido con un uniforme beige y miró desafiante al público y los numerosos periodistas congregados en el tribunal, Torres le preguntó si entendía que iba a ser enviado a Nueva York y el acusado respondió afirmativamente.

Después le preguntó si entendía que la libertad bajo fianza deberá reclamarla al nuevo juez del caso y también respondió que sí. A la salida del tribunal Jamie Benjamin, uno de sus abogados, dijo que no saben cuándo será trasladado a Nueva York y que será allí donde sus nuevos abogados abordarán la posibilidad de solicitar la libertad bajo fian- za.

Los abogados de Miami, para los que el caso ya termina, indicaron que Sayoc está en aislamiento en una unidad carcelaria especial y que serán los “US Marshals” (Servicio de Alguaciles) los que efectúen el traslado.

Esta fue la segunda comparecencia de Sayoc ante el juez Torres desde que fue detenido el 26 de octubre en Plantation (sureste de Florida). En la primera, celebrada el pasado lunes.

Sayoc está acusado de haber enviado paquetes explosivos por correo a políticos demócratas como el ex presidente Barack Obama, la ex primera dama Hillary Clinton y el ex vicepresidente Joe Biden, a la CNN, al actor Robert de Niro y el inversionsta George Soros, entre otros.

Ninguno de los 15 paquetes es- talló ni causó daños físicos a los destinatarios, pero está acusado de cargos graves que en conjunto pueden llevar a una condena de 48 años de cárcel.

INVESTIGACIÓN

Según informó el FBI en su Twitter el día de la detención de Sayoc, los artefactos dentro de los paquetes estaban formados por un tubo plástico, un pequeño reloj, una batería, cables y un material “energético”, que es un “potencial explosivo” y reacciona al calor, la fricción o una sacudida.

Deja una respuesta