SAG afina estrategia para mitigar impacto de sequía

La Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) afina la estrategia para mitigar el impacto de la sequía en sectores vulnerables de Honduras, en especial, el Corredor Seco que abarca a municipios de la zona occidente, sur y de Francisco Morazán.

El posible desarrollo del fenómeno de El Niño dejaría para los primeros seis meses del año menor cantidad de lluvias y esto impactará a más de 50 mil familias que habitan en el Corredor Seco, donde se cultiva para subsistencia.

Técnicos del Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) mantienen, desde la semana pasada, la socialización de la perspectiva climática.

La mayoría de los modelos de predicción pronostican acumulados de lluvias menores al promedio para el trimestre de abril a junio producto de la entrada del fenómeno de “El Niño”.

El titular de la SAG, Mauricio Guevara, adelantó que Taiwán apoyará con financiamiento para entrar con 14 sistemas de riego en municipios de Lempira, que durante el 2018 fueron los más golpeados por la ausencia de lluvias.

Para hoy lunes está programada una reunión con el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) para conocer qué zonas podrían ser más afectadas en el 2019, y así implementar una estrategia de apoyo a los productores, que incluye semilla que permita sacar el cultivo en menor tiempo.

Copeco alertó sobre pronósticos de anomalías de lluvia y temperatura en modelos promedio de norteamericanos.

Adicionalmente, inspeccionarán los cultivos y en base a las condiciones climatológicas que se esperan, harán recomendaciones pertinentes a los agricultores.

El Servicio de Información Agroalimentaria (Infoagro) que lidera el comité de sequía en el área de agricultura, diseña un Sistema de Alerta Temprana para mantener informadas a las autoridades y a los agricultores, sobre diferentes actividades.

La representante de Infoagro, Enid Cuellar, indicó que trabaja con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) a través de una plataforma denominada “Caras”, que facilita un monitoreo satelital de los cultivos.

Durante el ciclo de primera, que generalmente arranca con las primeras lluvias de mayo, se efectuará una prueba piloto de ese monitoreo satelital en el departamento de Olancho, considerado entre los sectores de mayor importancia en la producción de maíz.

Deja una respuesta