Profesionales agrícolas piden regular la venta de pastillas para curar frijoles

Profesionales agrícolas demandaron al Congreso Nacional un decreto que permita un control para la venta del plaguicida a base de fosfuro de aluminio, conocido como pastillas para curar frijoles, considerando constantes suicidios con este veneno adquirido fácilmente, incluso por menores de edad.

El presidente del Colegio de Profesionales en Ciencias Agrícolas de Honduras (Colpracah), Luis Berríos, alertó que esas pastillas las venden a cualquier persona en las agropecuarias y hasta en pulperías.

En otros países, todo consumidor primero debe acudir ante la Comisión Nacional de Registro y Control de Sustancias Tóxicas a solicitar un permiso de compra, y si no cuenta con ese documento, el distribuidor no puede efectuar la venta del producto.

La manipulación del producto es el principal peligro, debido a que esas pastillas son vendidas en bolsitas
de plástico, donde forma un conjunto de gases mortíferos, explicó Berríos.

En ese contexto, se pide la aprobación de un decreto orientado a una mayor responsabilidad para la
venta de estas pastillas, que en repetidas ocasiones has sido utilizadas para quitarse la vida.


El bajo costo y la facilidad de venta ha aumentado su demanda para fines que no tienen nada que ver con usos agrícolas.

“Se venden en sobres o en frascos, pero en estos lugares no existe control específico o una persona especialista que oriente que debe usarse para no perjudicar la salud de las personas”, expuso Berríos.

Muchos, incluso hacen bromas al referirse a este plaguicida que denominan como las “pastillas del amor”, pero que en realidad es un poderoso compuesto de fosfuro de aluminio, altamente tóxico.

“Necesitamos que haya un control, muchas veces mandan a los niños a comprar ese plaguicida, y comerciantes se lo dan en bolsitas plásticas. Si el pequeño abre esa bolsa, ese gas lo va a perjudicar”, insistió Berríos.

PRODUCTO LETAL
El fosfuro de aluminio es uno de los fumigantes más utilizado en la eliminación de plagas en granos almacenados, pese a que la exposición aún en bajas dosis, es altamente letal.

Se trata de un sólido cristalino (como arena) de color gris oscuro o amarillo; el cual al estar en contacto de humedad libera una sustancia llamada fosfina gaseosa que es altamente tóxica e inflamable.

Es un producto clasificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la categoría IA como extremadamente
tóxico, tanto por ingestión directa como inhalado en forma de fosfina producida al reaccionar con agua o un ácido.

“Su impacto nocivo es alto porque son baratas, y estamos pensando que a futuro tendrían que actuar en contra de las empresas que las producen porque las venden a cualquier persona”. Luis Berríos, profesional agrícola.


'Profesionales agrícolas piden regular la venta de pastillas para curar frijoles' no tiene comentarios

Escribe un Comentario

Comparte tu opinion

El Centinela Honduras, Siempre con la verdad