Madre de jóvenes microcefálicas pide ayuda para vivir

Una abnegada madre suplica por ayuda para practicarse una cirugía, salvar su vida y no dejar desamparadas a sus dos hijas con microcefalia, Bessy Dinorah Cárdenas (39) y Sury Sarahí Cárdenas (27).

Se trata de Luz Amparo Fonseca Sierra (62), quien no puede conseguir un empleo normal porque las 24 horas del día de los 365 días del año se dedica al cuidado de sus “niñas” especiales, a quienes baña, les da de comer y les cambia pañales porque sufren discapacidad física y mental. Aun así, algunas personas le llevan ropa, la cual ella lava y plancha para ganarse unos lempiras.

Sin suficiente dinero para comprar los alimentos y las medicinas de sus muchachas, Luz Amparo vive en permanente tensión.


Mientras Bessy Dinorah llora y muestra una profunda tristeza, su hermana, Sury Sarahí, pasa siempre sonriente, a pesar de su enfermedad.

“La salud de Bessy empeora cada día, porque por la mala alimentación está con anemia profunda, tengo que estar dándole un medicamento para subirle la hemoglobina y cada frasco vale 500 lempiras, y solo dura 10 días”, explicó Luz Amparo.

Asimismo, contó que aunque lava y plancha ropa ajena, tiene que hacer milagros con lo poco que gana, ya que al mismo tiempo está obligada a cuidar a las dos muchachas especiales, porque son hiperactivas y a cada instante están en peligro de sufrir accidentes.


El contraste anímico entre ambas hermanas es evidente.

A pesar del enorme esfuerzo que realiza esta ejemplar mujer, sus ingresos apenas le ajustan para comprar un poco de comida. Mensualmente debe pagar los servicios de agua potable, energía eléctrica, teléfono y cable, ya que las muchachas especiales por ratos miran televisión, lo que les ayuda a estar calmadas relativamente.

PADECE MAL CARDÍACO


Estos son algunos de los medicamentos que las hermanas deben tomar a diario, especialmente Bessy Dinorah.

Luz Amparo manifestó que ella también está muy mal de salud, ya que en el Hospital Escuela Universitario (HEU) le detectaron una arteria obstruida, por lo cual le deben hacer un cateterismo, operación que consiste en introducir un catéter en un conducto o cavidad, con finalidad quirúrgica o terapéutica, procedimiento que le costaría entre 80,000 y 100,000 lempiras.

Ante el alto costo de esta operación, la sexagenaria manifestó que prácticamente está condenada a morir en cualquier momento, “porque ¿de dónde voy a agarrar esa enorme cantidad de dinero para salvar mi vida, y por ende la de mis hijas”?

Esta compatriota confesó que su sufrimiento diario la tiene al borde de la muerte, porque hay días en que no sabe si van a comer o si van a tener otro día de vida, y aun así, debe llevar a Bessy Dinorah a las citas médicas, porque es la más enferma y los medicamentos que debe tomar son muy caros. También debe comprarles pañales XL infantiles.

Gracias a los reportajes que le ha venido haciendo Diario LA TRIBUNA, hace casi tres años, esta familia logró que el Programa “Vida Mejor” de la Presidencia de la República, le construyera una casa de bloques y piso de cemento, en la aldea La Cañada de Comayagüela.

Bessy Dinorah llora día y noche, lo que significa un sufrimiento mayor para su madre, quien por ello se desvela constantemente. Por milagro de Dios, estas tres mujeres siguen vivas. (EB)

DATOS

Las personas de buen corazón que deseen colaborar con Luz Amparo Fonseca Sierra y sus dos hijas con microcefalia, pueden llamarla a los teléfonos 2245-4040 y al 9874-1191, o hacer sus donativos a la cuenta 014220065198 del Banco Atlántida. También pueden regalarle pañales, ropa, cobijas, alimentos y medicamentos.

Redacción original: La Tribuna


'Madre de jóvenes microcefálicas pide ayuda para vivir' no tiene comentarios

Escribe un Comentario

Comparte tu opinion

El Centinela Honduras, Siempre con la verdad