Liberales se debaten entre acusaciones de “negocios oscuros” y “pactos con el diablo”

Irreconciliables son las diferencias entre los miembros del Partido Liberal; unos, acusan a los actuales directivos de estar destruyendo la institución del emblema rojiblanco; otros, defienden la gestión de Luis Zelaya y sus socios.

Los dirigentes afines a Zelaya tildan a los líderes y dirigentes opositores de tener un “pacto con el diablo” para salir bien librados de todas aquellas propuestas para investigar sus “andanzas” y acuerdos de gruesa compensación monetaria.

 

Los veteranos miembros del Partido Liberal sostienen que en las filas de la centenaria institución no puede alimentarse la división entre “buenos y malos”, entre los “transparentes y los del “lado oscuro” o entre “los fieles y traidores”.

El liberalismo necesita entrar en un proceso de acercamiento para salvar la actual crisis, a juicio de los politólogos que observan cómo el partido histórico se debilita y cae en fragmentos.

 

El presidente del Consejo Central Ejecutivo, ha señalado al diputado opuesto a su línea, Elvin Santos y sus socios, así como al ex gobernante, Carlos Flores, de haber entrado en negociaciones con los nacionalistas.

Ambos líderes han replicado y señalado que es el propio Zelaya, quien ha mantenido conversaciones escondidas e inconfesables con la cúpula del poder del país para hablar sobre la repartición de puestos en organismos políticos.

 

Así está el panorama convulso en el liberalismo, sumido en una crisis de liderazgo, disputa de poder y vacío de propuestas para recuperar parte de todo el capital perdido en los comicios anteriores y que les ha relegado casi al final de la carrera política, como nunca antes.

 

Una comisión de alcaldes ha sido conformada con la finalidad de aproximar a los sectores que tienen posturas radicales, particularmente después de que 17 legisladores se distanciaron de los dictados partidarios y apoyaron la intervención del Registro Nacional de las Personas.

 

Representantes de la instancia mediadora, señalaron que la misión es caminar hacia un diálogo democrático y propositivo, a la luz de los principios liberales.

El primer encuentro entre directivos del órgano de gobierno y congresistas liberales está programado para los próximos días en el departamento de Comayagua.

Deja una respuesta