Hondureño escapa de morir ahogado

Selvin Omar Ramos Valleci­llo, de 27 años, estuvo a punto de convertirse en la cuarta víctima de la caravana luego que un buen samaritano lo sacara inconscien­te de las turbias aguas del río Su­chiate, en la frontera entre Gua­temala y México.

La vicecanciller Nelly Jerez, confirmó que Ramos está sien­do atendido en un hospital de Tapachula.

Filomena Vallecillo, quien di­jo ser hermana del joven, explicó a un canal de televisión que es­ta es la tercera vez que él se va rumbo a Estados Unidos y que en las dos ocasiones anteriores lle­gó hasta Tijuana pero se entregó a las autoridades para ser depor­tado porque no pudo pasar y le tocaba aguantar hambre.

“Él se ha ido por la situación de que no halla trabajo, se graduó de bachillerato en el colegio, lo que él desea es un buen empleo, pero aquí no tiene la oportuni­dad”, dijo la señora. “Él se fue pa­ra ayudar a nuestra madre, que es pobrecita. Además tiene un hijo de cinco años con su expareja”.

PIDEN INVESTIGAR

Antes del incidente en que se vio involucrado Selvin Omar, la canciller María Dolores Agüero se había manifestado para “pedir que se investigue la muerte del compatriota migrante Henry Adalid Díaz Reyes, de 26 años”.

Él murió el lunes 28 de octu­bre, aparentemente al enfrentar­se con policías mexicanos o gua­temaltecos en la frontera con Guatemala. Sin embargo, autori­dades mexicanas niegan esa po­sibilidad.

La funcionaria dijo que la Can­cillería se pone a disposición de los dolientes para una pronta re­patriación de los restos mortales del compatriota.

“Nosotros, rechazamos todo acto de violencia en contra de nuestros migrantes y pedimos que este hecho sea investigado”, reiteró.

Sin embargo, lo que vimos ayer fue un enfrentamiento en­tre las autoridades guatemaltecas y este grupo de personas que for­man parte de esta movilización atípica, comentó.

Deja una respuesta