Estudiante hondureño mejora genética en la papa nativa de Perú

Realizando mejoramiento genético netamente natural en papas nativas del Perú, papas de colores azul, rojas y amarillas, que tienen un alto contenido de nutrientes y antioxidantes y que son anticancerosas, se encuentra el hondureño Allan Nahaman Javier Javier en el Instituto Nacional de Innovación Agrícola (INIA) en Cuzco, Perú.

El joven estudiante de IV año de Ingeniería Agronómica de la Universidad Nacional de Agricultura de Honduras (UNAG), también está usando técnicas como la aeroponía, que es la multiplicación de tubérculos de papa en el aire, sin usar sustrato ni otro material como tierra. 

El catracho desarrolla su práctica profesional supervisada en este importante centro de investigación agraria, como requisito previo a graduarse de ingeniero en ese país centroamericano. 

El joven, originario del occidente de Honduras, dijo que le interesó el INIA «por que mi ciudad natal, La Esperanza, en el departamento de Intibucá es el mayor productor de papa en Honduras y me interesaba aprender a producir semilla de papa sana, es decir, que esté libre de toda enfermedad y que sea sustentable para mi gente en Intibucá».

Allan confesó que si le es posible, traerá papas pigmentadas (de colores) para poderlas producir en Honduras, para que los hondureños tengan un alimento nutritivo y orgánico.

Indicó que la producción de papas sanas comienza desde los cultivos in vitro, por lo que está aprovechando para aprender sobre las papas pigmentadas y sobre la propagación por semilla verdadera, con el objetivo de obtener nuevas variedades que sean resistentes a las heladas y a las sequías.

Explicó que para poder llegar hasta Cuzco, tuvo que cumplir varios requisitos en la UNAG, como tener un buen rendimiento académico, buena conducta, carecer de deméritos acumulados e investigar qué centro de estudios se dedica a la mejora natural de la papa y enviar una solicitud de aceptación. 

Perú es el máximo productor de papa a nivel latinoamericano y las instituciones que se dedican a mejorar naturalmente las variedades y tiene mucha tradición y prestigio en la investigación de este tubérculo.

En su práctica, que comenzó el 17 de septiembre del presente y termina en enero de 2018, ha visitado comunidades que se dedican a la producción de papa en invernaderos. 

También ha estado evaluando la producción de tubérculos de nuevos cruces resistentes a heladas y sequía.

El practicante hondureño sorprendió cuando se le preguntó sobre el por qué carece de apellidos: «Mi madre es de origen salvadoreño y su apellido es Javier.»Mi padre es hondureño y su apellido también es Javier.

Quizá por el apellido existió esa atracción entre ellos cuando estudiaban y de ahí surgimos mis tres hermanos Javier Javier,» concluyó.

Deja una respuesta