Enfrentamientos entre Recolectores de Basura y Policía Antimotines

El problema del manejo de los desechos sólidos en La Ceiba parece no tener fin. La nueva administración municipal, a pocos meses de gobierno ya tiene deudas pendientes con quienes realizan la labor de recolección de la basura y ayer llegaron al punto de liarse a pedradas con la Policía Nacional, cuyos agentes respondieron con bombas lacrimógenas.

Desde hace algunos días, los elementos que trabajan en los camiones que recogen la basura se tomaron el botadero municipal debido a que no les han pagado los últimos dos meses de salario y la postura era desalojar el predio ubicado en la colonia Los Laureles, hasta que se les cancelara los salarios adeudados.

“A mi marido le deben cinco quincenas, a otros le deben tres, pero aquí nos mantenemos esperando que vengan a pagarnos”, declaró una de las señoras que se mantenía en pie de lucha desde hace cinco días, aduciendo que el dinero lo ocupan porque se viene la temporada de clausuras en las escuelas y colegios donde estudian sus vástagos. “No tenemos ni para pagar las fotos del diploma”, dijo doña Yamileth.

Los “pepenadores” con sus familias se tomaron el botadero municipal en demanda de pago.

La mañana de ayer comenzaron las negociaciones entre los funcionarios de la corporación municipal y el personal envuelto en la toma de las instalaciones. Se firmó un acta de compromiso según la cual se les pagaría uno de los dos meses atrasados a más tardar el próximo viernes 16 de noviembre.

El inciso cuatro del acta indica que los contratistas deberían hacer las gestiones necesarias para que no se vuelvan a tomar el botadero por parte de sus empleados y familiares y que la infracción conllevaría a la anulación del contrato.

DESALOJO VIOLENTO

Uno de los agentes policiales salió lesionado como parte de la batalla campal que se desató.

Cerca del mediodía, la municipalidad se reforzó en la Policía Nacional para que comenzara el desalojo de los habitantes de ese sector, algo que no pudo hacer posible, ya que los manifestantes no se pusieron colaboradores y los agentes del orden comenzaron a lanzar bombas lacrimógenas en todo el sector.

En respuesta, los colonos de ese sector respondieron con palos y piedras, obligando a los pocos elementos de la Policía a bajar del cerro en el que se encontraban junto a los reporteros que habían llegado a cubrir la noticia.

Los “pepenadores” y sus familias se tomaron el predio exigiendo el pago de dos meses de salario atrasados.

Los demás vecinos del lugar se unieron a sus compañeros hasta sacarlos de la colonia.

Como resultado de la refriega, dos policías salieron heridos en una de sus piernas producto de las pedradas y tuvieron que ser remitidos a un centro hospitalario para percatarse que no tuvieran fracturas. “Solamente estábamos haciendo nuestro trabajo y las cosas se complicaron, por eso tuve que llegar con refuerzos para calmar la situación que esperamos no vuelva a suceder”, finalizó Lorenzo Pineda, jefe de la Policía Nacional, en esta unidad departamental.

Otro policía antimotines resultó con el pie derecho fracturado al sufrir una pedrada.


'Enfrentamientos entre Recolectores de Basura y Policía Antimotines' no tiene comentarios

Escribe un Comentario

Comparte tu opinion

El Centinela Honduras, Siempre con la verdad