Bacteria “pierna negra” habría matado 20 vacas en Santa Bárbara

Una enfermedad conocida como “pierna negra” estaría matando al ganado en el departamento de Santa Bárbara, donde las vacas han sido las más afectadas, según hipótesis de técnicos y veterinarios.

Sin embargo, algunos ganaderos aducen que la muerte de sus animales es producto de las altas temperaturas, la falta de agua y el consumo de pasto supuestamente contaminado con herbicidas. Ese extremo es investigado por un equipo especializado de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), que estaría dando los resultados de sus análisis en los próximos días.

Producto de la rara enfermedad, ya se registran más de 20 vacas muertas en varios municipios de Santa Bárbara, especialmente en La Arada, pero los ganaderos también han reportado la pérdida de ovejas, cabras y caballos, entre otros.

Uno de los afectados manifestó que algunos de los animales están comiendo zacate traído de otras zonas, lo que también perjudicaría su salud, ya que el alimento podría ser tóxico.

En un inicio, los pequeños ganaderos creían que su ganado había sido mordido por murcielagos con rabia, pero esa sospecha fue descartada por lo expertos porque los síntomas son diferentes a los que presenta la grave enfermedad.

La “pierna negra” mata a toda clase y raza de ganado.

Varios ganaderos relataron que la muerte de sus animales les ha causado la pérdida de hasta más de 100,000 lempiras.

La “pierna negra” ha generado alarma y gran preocupación, especialmente entre los pequeños y medianos ganaderos, ya que en muchas ocasiones no cuentan con dinero para vacunar a sus animales, señaló uno de los habitantes de La Arada. (EB)

DATOS
La pierna negra, morriña negra o gangrena enfisematosa, es una enfermedad bacteriana infecciosa de ovejas y ganado, causada por la bacteria “clostridium chauvoei”. La vacuna contra el padecimiento vuelve inmune al ganado contra la enfermedad.

En La Arada, los perros y aves de rapiña consumieron los restos de las vacas muertas, lo que podría ser algo peligroso.

Deja una respuesta