Aliados de Honduras combatirán migración irregular y criminales

El 27 de marzo EUA y el Triángulo Norte firmarán un acuerdo contra la trata de personas, el crimen organizado y las pandillas, para compartir información y reforzar fronteras.

SAN SALVADOR. La secre­taria de Seguridad Nacional de Es­tados Unidos Kirstjen M. Nielsen y los ministros de seguridad del Triángulo Norte formalizaron una declaración conjunta que permitirá firmar el 27 de marzo un memorando de cooperación y un plan de acción para combatir la trata de personas y el contrabando humano, contrarrestar el crimen organizado y las pandillas, compartir información y reforzar la seguridad fronteriza.

“Al unir estas iniciativas con los esfuerzos existentes, la Declaración Conjunta busca enfrentar las ‘causas fundamentales’ de la migración irregular para así desafiar los retos desde su origen”, pero también los problemas de seguridad, dijo la secretaria Nielsen al leer el documento en San Salvador, durante la IV Reunión de Ministros y Secretarios de Seguridad del Triángulo Norte y la Secretaria de Seguridad Nacional de los Estados Unidos de América.

En el tema de combate a la tra­ta de personas y el tráfico ilícito de migrantes pretenden crear capa­cidades para detectar, desalentar y desmantelar las organizaciones dedicadas a ese ilícito, centrándo­se en sus finanzas, logística, plata­formas de comunicación y activi­dades delictivas conexas.

Además, incrementarán la re­colección de datos biométricos de personas que cruzan las fron­teras en los países del Triángulo del Norte sin documentos válidos.

En el combate del crimen, pre­sentarán una propuesta para armo­nizar la legislación de la región re­lacionada con la lucha contra las pandillas, el crimen organizado y la trata y el tráfico ilícito de personas.

También incrementarán el in­tercambio de información rela­cionada con el crimen organiza­do transnacional y con las perso­nas que participan o se benefician del tráfico ilícito de personas.

Aumentarán el enfoque de la in­vestigación en rutas aéreas y vías marítimas y terrestres utilizadas por las organizaciones criminales transnacionales y las pandillas.

Kirstjen Nielsen junto a los ministros de Seguridad de Honduras, Julián Pacheco y de El Salvador, Mauricio Ramírez Landaverde.

De igual forma tienen el propó­sito de usar plataformas de comu­nicación compartidas consolida­das, utilizando estos sistemas para rastrear a los delincuentes así co­mo sus redes y finanzas. Como par­te de esos esfuerzos establecerán un protocolo de actuación para el intercambio de información a tra­vés del Grupo Conjunto de Inteli­gencia Fronteriza (GCIF).

También implementarán el Sis­tema de Información Anticipada sobre Pasajeros (APIS) con conec­tividad a las bases de datos de los Estados Unidos, El Salvador, Gua­temala y Honduras; y ampliarán las operaciones del Programa de Se­guridad Conjunta (JSP) en El Sal­vador, Guatemala y Honduras.

Van a continuar con los acuer­dos del Programa de Intercambio Electrónico de Datos de Carga en­tre los cuatro países para mejorar el análisis de los datos relativos a la carga e identificar los envíos con alto riesgo de contrabando de nar­cóticos y otras amenazas.

En el enfoque de seguridad fronteriza tienen la intención de mejorar la capacidad de los servicios de las agencias regionales de seguridad terrestre y de avia­ción para patrullar y monitorear las fronteras, detectar y respon­der a las amenazas a lo largo de las fronteras y proteger los puer­tos, las regiones fronterizas entre puertos y los espacios marítimos en toda la región. Eso incluye in­crementar el número de unidades policiales o de seguridad fronteri­za en el Triángulo Norte, así co­mo su capacitación, supervisión e integración.

También mejorar la capacidad de las unidades de seguridad; ac­tualizar las evaluaciones de ries­go fronterizo; y desarrollar meca­nismos para mejorar las comuni­caciones transfronterizas.

“Se espera que el Me­morando de Coopera­ción delinee un me­canismo para llevar a cabo reuniones anua­les a nivel ejecutivo y técnico, y se centre en cuatro áreas priorita­rias: combatir la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes, contrarrestar el crimen organizado y las pandi­llas, ampliar el inter­cambio de información y de asuntos de inteli­gencia y fortalecer la seguridad fronteriza”. Kirstjen M. Nielsen.

 DEPORTADOS

El Observatorio Consu­lar y Migratorio informó que 12,576 ciudadanos del Triángulo Norte fueron deportados en enero des­de EUA y México. De esos, 4,610 eran hondureños.

Deja una respuesta